Nuestro primer consejo es: haced lo que os de la p**a gana. Es vuestro día y es vuestra boda. No dejéis que nadie os diga lo que debéis hacer, lo cual nos incluye a nosotros.

Dicho esto, en esta página tenéis unos cuantos consejitos e ideas que hemos ido aprendiendo en nuestros muchos años fotografiando bodas, y que creemos que os ayudarán a sacarle más jugo a los preparativos previos, la ceremonia, la sesión de fotos, las fotos de grupo, la fiesta, etc... Y disfrutar más de vuestro día. Y de paso que las fotos sean incluso mejores. Pero el consejo más importante que os podemos dar es que hagáis lo que os de la p**a gana.

Esto significa que no es obligatorio ir de blanco, no es obligatorio hacer el primer baile, no es obligatorio llevar zapatos (una de nuestras novias fue descalza durante toda su boda), e incluso no es obligatorio que respetéis los horarios habituales (esto os comentaremos más en breves, porque una pareja hizo una cosa que NOS ENCANTÓ, nos pareció una de las mejores ideas del mundo en lo que a bodas se refiere, y desde entonces no hacemos más que comentarlo con nuestras parejas para que lo tengan en cuenta).

Sea como sea, si queréis hacer cualquiera de estas cosas, que sea porque a vosotros os ha dado la gana.

Todo claro? Ok. Let's rock!

Lo último de lo que tenéis que preocuparos en este momento es de las fotos. En este momento los nervios suelen estar bastante presentes, por lo que si queréis que haya bastante gente en el sitio donde os prepararéis no hay problema, pero os recomendamos que sea gente tranquila. Normalmente, junto a la ceremonia, este es uno de los momentos de más nervios. Lo cual es comprensible, pero intentad disfrutarlo porque también tiene su gracia.

Aquí nosotros os daremos vuestro espacio para no agobiaros mucho y aprovecharemos también para fotografiar detalles como trajes/vestido, anillos, ramo, etc...

En lo posible os recomendamos que os preparéis en una habitación con suficiente espacio, y siempre que sea posible que haya una ventana cerca, así tenemos luz natural. No estaría de más recoger un poco la habitación para que luego en la foto no se vea todo tirado por ahí.

Os puede ayudar tener algo de música de fondo que os anime. Algo de beber o picar no está de más tampoco.

La idea final es que estéis relajados, con vuestra gente, y disfrutéis de este momento como uno más de la boda.

No es muy recomendable hacer lo que hizo uno de nuestros novios (y sus amigos) el día de su boda durante los preparativos, pues no se le ocurrió otra cosa que subirse a una viga a unos 3m de altura y saltar a la piscina. No pasó nada, pero nuestro consejo es:

- Darse un baño en la piscina junto a los amigos/as antes de empezar a prepararse = más que bien

- Saltar en bomba desde una viga a 3M de altura antes de empezar a prepararse = bien, con un pero. Quizás no es el mejor día para hacer algo así.

Ahora, si aún así lo hacéis, no os quepa duda que haremos fotos 😎

Empecemos por algo que nos preguntáis mucho respecto: ¿cómo se coge el ramo? ¿dónde va el pañuelo? ¿cómo se ata una corbata?
Y nuestra respuesta es: no tenemos ni idea. Y no nos podría importar menos, y a vosotros tampoco os debería importar. Nada de eso va a cambiar lo bonito que va a ser vuestro día, así que sigamos.

First look, ¿sí o no?

Vamos con algo que está muy guay, y que ayudará a calmar los nervios: el first look. Lo que básicamente significa que os veis vestidos de novios justo antes de la ceremonia. Y la verdad es que va de lujo, porque:

  1. Nos permite haceros unas fotos brutales. Las reacciones son muy bonitas y todas ellas quedan plasmadas
  2. Os quita nervios: os veis justo antes de la ceremonia, por lo que entráis a ella más relajados
  3. Es algo que rompe con lo tradicional y por tanto es refrescante

Sobre el/la ceremoniante

Las bodas deben ser divertidas y emotivas. Y la ceremonia igual. Es mucho más interesante que la ceremonia la haga un amigo o amiga, que os conoce y que podrá hacerlo mucho más personal, o una persona que se dedique a hacer ceremonias que un/a funcionario/a del Ayuntamiento.

Ah! Y quizás no lo sepáis, pero al llegar al altar podéis abrazaros, podéis haceros algún comentario, e incluso podéis besaros (quién-lo-iba-a-decir!?). También podéis abrazar a aquellos/as que vayan a hablar durante la ceremonia cuando terminen su discurso. Stop formalidades!

¿Qué es lo que más nos ha sorprendido en UNA ceremonia?

Os comentábamos sobre esto al principio de esta página. Lo que más nos ha sorprendido en una ceremonia es que se altere el orden tan habitualmente establecido. Permitidnos que lo expliquemos. Normalmente este es el orden de los eventos habituales:

  1. Preparativos previos
  2. Ceremonia
  3. Cocktail
  4. Comida/cena
  5. Fiesta

¿Qué pasa con este orden? Pues normalmente implica que la luz durante la ceremonia no sea la mejor, ya que aún es pronto, y además hay muchos más nervios.

¿Qué fue lo que nos sorprendió tanto y nos ha gustado aún más? Invertir el orden de la ceremonia y del cocktail. Es decir, hacer este orden:

  1. Preparativos previos
  2. Cocktail
  3. Ceremonia
  4. Comida/cena
  5. Fiesta

De este modo podréis disfrutar del cocktail y vuestra gente, del proceso en el que el sol se empieza a ocultar, y de paso calmar un poco los nervios. Ya os habéis visto, ya os ha visto vuestra gente, ahora sólo queda disfrutar.
Una vez pasado este proceso la ceremonia entra de forma suave y natural. Y lo que es muy interesante también: disfrutaréis de la mejor hora (el atardecer y la puesta del sol) durante vuestra ceremonia, lo que hará que las fotos sean aún más impactantes.

Como último consejo para este apartado: sería interesante avisarle a vuestros/as amigos/as y familiares que no se pongan en medio para hacer la foto con el móvil. Sí, lo entendemos, la emoción del momento y las ganas de fotografiaros les pueden, pero para eso estamos nosotros, y no es que queramos hacernos los chulos ni nada, pero... A nosotros nos saldrá mejor ;p


Que vuestra gente disfrute de la ceremonia, que para trabajar ya estamos nosotros (y el resto de vuestros proveedores).

Besos y abrazos por doquier. Comida y bebida por doquier (aunque vosotros es probable que no comáis mucho jaja, os van a inflar a besos, abrazos y felicitaciones mientras os miran de re-ojo riéndose y comiéndose la última croqueta tan buena que no habréis tenido ocasión de probar, ¡y eso que pagáis vosotros!).

En estos momentos nosotros aprovecharemos para inflar a vuestra gente a fotos. Y dado que no habréis podido probar el cocktail, aunque sea podréis ver a vuestra gente meterse esa croqueta en la boca con la mirada malvada. Es un buen recuerdo, ¿no?

Nah, fuera de coñas, todo el mundo está hyper-mega-feliz por vosotros y querrán abrazaros, besaros, achucharos, apretujaros y posiblemente alguna coña os caerá. Disfrutad de este momento!

Comentaros una cosa: según si vuestra boda se celebra por la mañana o por la tarde y según la fecha en la que os caséis, esta puede ser la mejor hora en términos de luz natural, por lo que si queréis hacer cualquier actividad como juegos, esta puede ser una buena ocasión para hacerlo.

Y, cómo no, el plato fuerte: en este momento de la boda quizás es una oportunidad para hacer las fotos de grupo, que es nuestro siguiente apartado, y sobretodo vuestra sesión de fotos. Pero eso dependerá de ciertas cosas que comentaremos en su determinado apartado, que será en breves. Primero vamos con...

Habéis visto que jodidamente majestuosos están estos novios con sus 'bridesmaids' y 'best-men'? Están de portada de Vogue.

Vamos con las fotos de grupo. Posiblemente os resulten un poco aburridas, pero luego serán algunas de vuestras fotos favoritas, y nosotros vamos a intentar hacer que disfrutéis de este momento también.

Lo primero es lo primero: para evitar daros un golpe en la frente cuando recibáis las fotos y decir, "¡Mierda! nos hemos olvidad de hacernos una foto con Paquito y Paquita" lo ideal sería que hagáis una lista con las fotos de grupo que querréis unos días antes de la boda. De este modo os quitaréis bastante estrés de este momento, y os aseguraréis que toda la gente más importante en vuestra vida tiene una foto con vosotros en vuestra boda.

Puede ser algo así:

  1. El tío Paquito y la tía Paquita con nosotros dos
  2. La prima Javiercita y el primo Javiercito con nosotros dos
  3. Toda la familia de uno
  4. Toda la familia del otro
  5. La pandilla de amigos/as de toda la vida (ahora os explicamos por qué resaltamos esta y la ponemos al final)
  6. Etc...

Y así ad infinitum. Porque seguro que sois gente muy maja y tenéis mucha gente que querrá fotografiarse con vosotros.

Lo siguiente es que le deis esa lista a alguien que os conozca bien y conozca bien a toda vuestra gente. No nos deis esa lista a nosotros que no tendremos ni idea de quién es quién.

Las fotos con el grupo de amigos/as de toda la vida

El tema de la pandilla de amigos/as de toda la vida. ¿Por qué al final? primero porque son más divertidas y preferimos dedicarles un poquito más de tiempo, por lo que evitamos que la familia tenga que estar esperando innecesariamente. Y por otra parte porque seguramente las coñas y demás hagan que la alegría meta una marcha más y no queremos estropear ese momentum.

¿El tema del posado? Pues vamos a ir variando entre serios -editorial, tipo revista- y alegres. E incluso os haremos gritar y levantar los brazos en el aire.
Lo único que sí que queremos es evitar las típicas fotos en las que todos se ponen uno al lado del otro en fila. Si os fijáis en la foto de arriba unos están de pie, otros sentados, pero sobre todo hay 2 o 3 filas de personas. Esto nos permite una composición mucho más estética y armónica. Así que evitemos las filas únicas!

Si seguís nuestros consejos en unos 20 minutos tendremos todas las fotos de grupo hechas.

La foto de grupo con toda la boda

¡Ah! Una última foto de grupo más: la foto de toda la boda. Esta foto nos gusta hacerla en cualquier momento que consideréis. Puede ser incluso durante la fiesta, justo antes de irnos nosotros. Sí, las caras se verán menos porque la foto será inmensa, pero qué más da. Está toda vuestra gente!

LAAAAAAA SESIÓN DE FOTOSSSSSSSSSS! Lo que seguramente más nerviosos os ponga, y sin embargo es nuestra parte favorita.

Aunque creáis que no, en este momento del día por fin podréis relajaros un poco. Posiblemente sea el único momento del día en el que estaréis vosotros dos solos y os vendrá bien este ratito de pausa, de no tener que hablar con tanta gente al mismo tiempo, y de paso celebrar que os acabáis de casar.

Nuestra recomendación es disponer de al menos 20-30 minutos para hacer esta sesión. Sí, se puede hacer en menos tiempo si queréis, pero queremos que tengáis un ratito para vosotros y que nos dé tiempo a que entréis en calor y os relajéis.


Nota: si no queréis hacer la sesión estáis en todo vuestro derecho, aunque no recomendamos en absoluto que no tengáis estas fotos. Muy probablemente sean las fotos que más uséis, ya sea en Instagram, en vuestros perfiles de WhatsApp, o impresas y colgadas en vuestro rincón favorito de vuestra casa.

¿A qué hora hacerla?

Tradicionalmente se hace después de la ceremonia, durante el cocktail, aunque según la hora que sea, y el momento del año, puede no ser la mejor opción.

Lo ideal es hacerla cuando el sol ya está a punto de ponerse o cuando ya se ha puesto. La luz será mucho más favorecedora, más cálida y con mejor forma. Las sombras y las luces no serán tan duras y harán el retrato mucho más estético y placentero.

Esto significa que la hora idónea puede ser las 20h o 21h si la boda es en verano; y si es en invierno sobre las 17:00h.

Si preferís hacerla justo después de la ceremonia no hay problema, pero confiad en nosotros: si queréis que sean auténticas fotacas de estas que sacan fuego en forma de likes en Instagram la mejor hora es la que os recomendamos.

Otra opción es hacer unas fotos después de la ceremonia, y sacar unos 5-10 minutos más a la hora idónea para aprovechar la luz suave, cálida y preciosa del atardecer.

Sobre la incomodidad frente a la cámara: don't worry.

Primero de todo: no preocuparse, esa incomodidad es temporal. Y nuestro trabajo es también que os sintáis cómodos delante del objetivo. Dicho esto, sí, al principio es probable que estéis un poquito más incómodos, pero confiad en nosotros, esa sensación pasará. Y sí, prácticamente todas nuestras parejas nos han dicho eso de "no sabemos posar, no nos sentimos cómodos delante de las cámaras, etc..." y sí, todas esas parejas han quedado encantadas al ver sus fotos y ver lo maravillosamente bien que han terminado posando. Confiad en nosotros, haremos que parezcáis estrellas de rock posando en las mejores revistas.

El mejor consejo que os vamos a dar es que no os cortéis en nada. Sobre todo queremos que estéis cómodos, y por tanto que actuéis como tal. No vamos a juzgar nada, y de hecho os vamos a animar a ir un paso más allá en todo momento. Queremos que os toquéis, que os beséis, que os miréis, que os acariciéis, que os sintáis. Queremos que todo ese afecto de tanto tiempo juntos se vea en las fotos.

Cerca, estad siempre cerca. Pegados incluso. Lo mejor que podéis hacer es estar lo más pegados posible.

La importancia de las manos

A la hora de posar, además de la expresión facial, lo que más difícil es de controlar son las manos. Y al final es uno de los puntos que más marcan la diferencia entre una foto guay, y un fotón de Vogue. Tener conciencia de cómo usar las manos es primordial.

No hace falta que os agobiéis mucho con este tema, simplemente que tengáis presente este punto. Algunas cosas que podéis hacer con ellas son:

  1. Acariciaros
  2. Tocar el pelo (del otro, o el propio)
  3. Meterlas en un bolsillo
  4. Abotonar o desabotonarse el traje
  5. Levantar el vestido como si lo estuvieras recolocando

Sea como sea, calma! Este momento pasará rápido y valdrá la pena muchíiiiisimo. Os garantizamos que las fotos de la sesión serán de vuestras favoritas.

wedding at Casona de Cubas

Vuestro momento esperado, pero únicamente porque no habréis comido nada en todo el día y os estaréis desmayando (nosotros igual, por cierto, que en este punto ya llevaremos unas 5 horas trabajando sin comer nada jaja). Así que eso, a comer.

Bueno, pero antes tenéis la entrada. Poned una canción que os ponga a 1000 y dadnos una entrada épica, que queremos fotografiaros rodeados de servilletas en el aire, con unos bailes que ni Michael Jackson y con una sonrisa de oreja a oreja.

Aquí viene otro plato fuerte en términos fotográficos (y de la boda, obviamente), de vosotros, pero también de vuestra gente. Aquí es donde todo el día se cierra, y por tanto hay que hacerlo por todo lo alto. Luces de colores, loooo pasareis bieeeen 🎶.

En este momento solemos disponer de iluminación de mil formas, flashes, movimiento, música, diversión, energía a tope, muchos bailes e incluso a veces chispitas o incluso fuegos artificiales. Y también bebida, jeje.

Aquí nosotros nos venimos muy arriba, tanto como esperamos que lo hagáis vosotros y vuestra gente, por lo que pocas sugerencias os podemos hacer excepto que no os cortéis, que bailéis y disfrutéis muchísimo. Nosotros bailaremos también, por cierto, aunque siempre con la cámara en mano y pendientes de captar vuestros pasos prohibidos.

Sin duda elegid vuestra música y los grupos que más os gusten. Y tened en cuenta que, aunque no seáis muy fans del reggaeton, pop, dance y demás no está de más poner canciones famosas y populares. A la gente le da el subidón de adrenalina cuando suena una canción que les gusta, y eso se suele conseguir con canciones populares. Pero bueno, que es vuestra boda, y como decíamos al principio: haced lo que os dé la p**a gana.

Como sugerencia, este es un buen momento para colocar un neón-led con alguna frase o algo que os guste y que se use como photocall improvisado.

Y también es un buen momento para proponer actividades alternativas, como por ejemplo... Una zona de tatuado en directo! Sí, es posible hacerlo, y de hecho nosotros lo hemos vivido, y es una pasada. A la gente le encanta y se tatúan muchas más personas de las que podríais imaginar.