Sesión íntima en Benidorm

Quienes conocemos bien la zona de la Costa Blanca sabemos que hay ciertos sitios que son una maravilla disfrutarlos. Jávea, Denia, Altea, Calpe… Todos tienen algo. En el caso del Albir, además de la playa y de lo bonito que es el pueblo está el Parque Natural de Serra Gelada y su camino que lleva al faro. Separando el Albir y Benidorm a través de sus caminos se puede bordear el mar desde lo alto en un paseo agradable y relajado acompañado de nada más que naturaleza, aire puro y, en el caso de Nacho y Lorena, amor.

Si bien esta sesión íntima en Benidorm debería llamarse sesión íntima en el Albir, o incluso sesión íntima en el Parque Natural de Serra Gelada, hemos optado por situarla en Benidorm ya que la historia de amor de esta preciosa pareja parte de ahí, y ahí es donde recientemente han empezado a vivir juntos, después de varios años de relación.
Pero lo importante no es dónde, sino qué. Porque lo de las sesiones íntimas son p**a magia. Fotografiar ese momento en el que las parejas se comen la boca hasta quedarse sin aire, que se acarician, se tocan, se huelen y se sienten hasta que la piel se pone de gallina dan la vida. Y dan la vida porque el amor rebosa vida, y sobre todo este tipo de momentos tan íntimos rebosan naturalidad. Una pareja que se expone tanto a la cámara necesita de naturalidad y de mostrarse tal como son. Por tanto, DADNOS MÁS SESIONES ÍNTIMAS! Que son de bones… Nos encantannnn.

Bueno, que nos vamos por las ramas. Para acabar de contaros cómo fue el día empezamos con el habitual café, frente al mar (siempre que es posible), en la cafetería GOA de Altea y continuamos hasta mitad de camino del faro del Albir.
Con el rollito que tienen estos dos tuvimos que poner el atardecer al rojo vivo para poder acompañarles, y creemos haberlo conseguido. ¿Qué opináis? ¿Hemos empezado el año nuevo a tope o no? ;p

Avanti con esa sesión íntima en Benidorm -y tan íntima…-.