Laura y Alejandro

«David y Carla son simplemente maravillosos, unos grandes profesionales. Con sus fotografias, nos han quedado unos preciosos recuerdos de nuestra boda, de nuestros momentos, captados con mucha naturalidad y mimo, nada de posados forzados. Y eso no es todo, son buenisimas personas, derrochan simpatia y humildad. Nosotros somos timidísimos ante las cámaras, pero con ellos es como si no hubiera ninguna cámara delante. Estamos infinitamente agradecidos y felices de haber dado con ellos para nuestro día. El resultado, de 10, de principio a fin. Volveriamos a confiar en ellos con los ojos cerrados. Son totalmente recomendables.»