#6 Guillem y Andrea

Ja no tenia que buscar res més, ja l’ho havia trovat tot

Esta entrada es parte de una serie fotográfica que hemos llamado ‘besos, ternura, que derroche de amor, cuáaaaaaanta locura‘ (seeeh, como la canción) en la que contamos la historia acerca de cómo se conoció cada pareja y les fotografiamos con todo el fuegote a tope

(Nota de los autores -David y Carla-: Guillem y Andrea han contado su historia en valenciano, por tanto inicialmente pondremos su historia tal cual la han contado, para respetar tal cual sus expresiones y palabras, y a continuación la traducimos lo más fiel posible)

“Se coneguerem per tinder, jo me’l vaig fer perquè un amic meu el tenia i vaig vore que n’hi havia gent interessant i dic vaig a probar jo, i a la setmana li vaig donar match a una persona que en ese moment no penses mai res… Al dia següent pel mati vaig descobrir que havíem coincidit en el match i es ficarem a parlar desde eixe dia, primer en castellà, ens donarem el Instagram i a partir de ahí que era un 21 de febrer, a la semana següent, el 1 de març quedarem i quan la vaig vore en persona ja donava la sensació que la coneixia de sempre”

tenim la entrada guardada i totes les entrades de totes les voltes que hem anat, ahí ens vam donar el primer bes

“Si, jo tenia molta confiança ja, només parlant amb tu per el mòbil ja notaba això que acabes de dir, que et coneixia de tota la vida i de dir: tinc moltes ganes de coneixer-lo en persona per vore com iba això i perquè mai havia sentit una conexió així en una persona que no coneixes de res en tan poquet de temps” “Anarem al cine, tenim la entrada guardada i totes les entrades de totes les voltes que hem anat, ahí ens vam donar el primer bes, desprès anarem a sopar i ademès sense forçar res, fluint, un darrere d’altra i acabarem en el seu pis de València i pititim patatam (rises)” “Jo d’un dia p’al altre m’ens vaig llevar el tinder” “I jo també, jo conforme la vaig coneixer el vaig borrar perquè ja no tenia que buscar res mes, ja l’ho havia trobat tot. Si no l’haguera fet match o ella a mi no estariem açí, i penses en les casualitats que pots tindre de haberla conegut en alguna circunstancia o no i no hauriem viscut el que hem viscut i espere del que queda per viure”.

Traducción:

“Nos conocimos por Tinder, yo me lo hice porque un amigo mío lo tenía y vi que había gente interesante y dije ‘voy a probarlo yo’, a la semana siguiente le di match a una persona que en ese momento no pensé nada… Al día siguiente por la mañana vi que habíamos coincidido en el match y empezamos a hablar desde ese día, primero en castellano, nos dimos el Instagram y a partir de ahí, que era un 21 de febrero, a la semana siguiente, el 1 de marzo, quedamos y cuando la vi en persona ya daba la sensación de que la conocía de siempre”

tenemos la entrada guardada y todas las entradas de todas las veces que hemos ido. Ahí nos dimos el primer beso

“Sí, yo tenía ya mucha confianza, simplemente hablando por el móvil ya notaba eso que acabas de decir, que te conocía de toda la vida y de decir: ‘tengo muchas ganas de conocerlo en persona para ver como iba eso y porque nunca había sentido una conexión así con una persona que no conocía de nada, en tan poco tiempo” “Fuimos al cine, tenemos la entrada guardada y todas las entradas de todas las veces que hemos ido. Ahí nos dimos el primer beso, después fuimos a cenar y además sin forzar nada, fluyendo, una detrás de otra, y acabamos en su piso de Valencia y pititim patatam (risas)”
“Yo de un día al otro me quité el Tinder” “Y yo también, conforme la conocí lo borré porque ya no tenía que buscar más, ya lo había encontrado todo. Si no le hubiese hecho ‘match’ o ella a mi no estaríamos aquí, y piensas en las casualidades que puede tener de haberla conocido en alguna circunstancia o no y no habríamos vivido lo que hemos vivido y, espero, lo que nos queda por vivir”