Propuestas y alternativas diferentes a las masías para bodas [cómo organizar una boda #2]

Bueeeeeeeno, bueno, bueno. Ya hemos tratado el apartado de fotógrafo de bodas y ahora vamos con otro plato muy fuerte: las masías para bodas, aunque no tienen que ser masías exclusivamente, puesto que hay muchos espacios donde celebrar una boda. Os vamos a dar unas cuantas ideas que siguen nuestra querida premisa (y que hemos usado como título de esta macro guía de boda) para organizar una boda moderna y alternativa. También vamos a desarrollar una opción que es totalmente distinta y casi nada habitual (y es por ello mismo que tiene mil más de rollito). Aunque antes la intro:

Por si no sabéis de qué va esto, este post es parte de una guía gigante de bodas que hemos llamado ‘Cómo organizar una boda de la hostia y que no sea como la de tu vecino‘, con información que seguro que os puede venir muy bien ahora que os vais a casar.

Elegir un espacio para casarse es de las cosas más personales a la hora de organizar una boda. Lo suyo es que sea un lugar que os caracterice a los dos, que vaya acorde a vuestra personalidad y estilo. Es por eso que en el cuestionario inicial os hicimos reflexionar sobre vosotros, para que descubráis (si no lo sabíais ya) lo que queréis transmitir, qué tipo de boda queréis celebrar -por ejemplo una boda rústica, una boda boho, o incluso con toques industriales…- e ir buscando elementos que se ajusten a vuestras ideas.

No dejéis de tener en cuenta el mes o la estación en la que os gustaría casaros ya que hay un factor que limita la elección del espacio y es si buscáis algo al aire libre o de interior. No es lo mismo casarse al aire libre en febrero que en julio y es importante saber el clima que suele haber en esos meses y en ese lugar en concreto donde celebraréis vuestra fiesta.

Masías para bodas
Boda en Casa Santonja

Resumen ‘too long; didn’t read’

Este punto lo vamos a hacer en cada apartado. Entendemos que quizás no tenéis tiempo para leerlo todo (por mucho que os lo recomendemos, pues no sólo hablamos de masías para bodas sino de distintas opciones de espacios para bodas) o simplemente no os apetece y queréis la información en un golpe de vista.
Como sabemos de esa necesidad aquí tenéis un resumen de 8 puntos sobre masías para bodas (y otros espacios):

  1. El lugar en el que celebraréis vuestra boda os tiene que representar como pareja y transmitir vuestro estilo y personalidad. Que os sintáis identificados con el sitio.

  2. Importante tener clara la fecha y la estación del año en la que os casáis para elegir un espacio acorde al clima.

  3. Si os gustan las zonas naturales las mejores opciones pueden ser las huertas y masías, que pueden tener vistas a la montaña o a la playa según vuestros gustos.

  4. ¿Será más bien una boda urbana? En ese caso podéis optar por azoteas, áticos y fincas privadas si os queréis salir de lo habitual, que podría ser un hotel.

  5. Si va a ser una boda interior prestadle especial atención a la iluminación. Quizás no sois conscientes de lo mucho que cambia un espacio bien iluminado. Crear un espacio acogedor y a la vez fiestero según el momento que sea le dará un plus brutal a vuestra boda.

  6. No os limitéis a los sitios habituales. Os podéis casar en cualquier lugar aunque no sea un espacio establecido para bodas.

  7. La ayuda de una wedding planner puede ser fantástica para ir más allá y recrear cualquier espacio que más os guste: festivales, ferias… Recordad, estamos hablando de toda una ‘wedstival‘ (una bodaca que tiene mucho de boda y mucho de fiesta y celebración. ¿Qué mejor fiesta que una boda fusionada con un festival? Pues eso, una wedstival.

  8. ‘Think outside the box‘ o lo que es lo mismo: no limitéis vuestra creatividad. Que vuestra boda sea un concepto propiamente vuestro, con vuestro consecuente estilo. Intentad transmitirlo en el espacio donde lo celebraréis. Por ejemplo, si hablamos de wedstivals, dar pulseras en la entrada a los invitados y poner puestos de street-food pueden ser el puntazo máximo. El sitio no tiene que ser el típico: vuestra boda se puede celebrar de mil maneras. En una carpa de circo, una parrillada frente al mar, una nave industrial, una granja. Que un sitio esté pensado para una cosa distinta no significa que, con el debido arreglo y trabajo, no pueda albergar la mejor boda de la historia.

Masías para bodas y espacios de boda al aire libre

La verdad es que con el clima que tiene España en general y con la cantidad de zonas bonitas que tiene sería una pena no celebrarlo al aire libre. Ya lo dice la publicidad de Turismo Comunidad Valenciana: tenemos sol 300 días al año, muy pocos meses de frío y la costa del Mediterráneo es espectacular. Si habéis elegido un espacio de boda al aire libre es probable que os guste mucho el rollo natural, os sentís libres respirando aire fresco y quizá os mole la idea de celebrar vuestro día lejos del ajetreo de la ciudad. Os vamos a dar unas ideas de espacios para celebrarlo al aire libre que la mayoría son zonas más naturales:

  • Masías para bodas, huertas, alquerías, casas señoriales o barracas: son espacios al aire libre perfectos si queréis celebrarlo en un lugar tranquilo y alejado de las zonas urbanas. Suelen tener explanadas bastante amplias perfectas para grandes celebraciones. También son geniales los espacios que no están definidos como por ejemplo “este rincón es para el cóctel y este para la ceremonia”, es decir, cuando de un lugar podéis personalizar el espacio como os de la gana, ajustándose a vuestra idea, sin que os impongan nada.
    Existen tantas masías y huertas como podéis imaginar, cada una con un entorno diferente: alrededor de naranjos, de cerezos, de un campo de flores o incluso más desérticos en los que no veis nada alrededor. En Valencia son muy famosas sus barracas, como la Barraca de El Palmar y todo su ambiente en la Albufera. Si queréis un entorno 100% natural esta es vuestra opción.
    Otra opción que nos encanta es Mas les Lloses, una alquería con un salón interior precioso, muy similar a Mas d’Alzedo, que también es brutal.
    Según lo que queráis transmitir en vuestro día y lo que sintáis cuando estéis allí podéis elegir entre muchas opciones.
Masías para bodas
Boda en Casa Marina Suites
  • Montaña: para los grandes amantes de la naturaleza, para los que quieran grandes vistas y sentir todo pequeño a su alrededor. Si sois de los que os mola salir de excursión a la montaña y perderos solos entre verdes/ocres/blanco y roca esta puede ser muy buena opción para celebrar vuestra boda. Podéis crear una íntima ceremonia con la gente más cercana o festejar el convite en la montaña. Con la ayuda de un wedding planner podrá organizar una buena comida con todo el espacio al aire libre bien decorado, podría ser una boda muy rústica, con mucho juego de madera y verdes. Aire fresco, pájaros cantando, el sonido de las hojas de los árboles y vuestros seres queridos, ¿qué más se puede pedir?
    Lo cierto es que en la montaña lo más habitual en cuanto al espacio es que sean masías para bodas. También hay alquerías de bodas, o casas señoriales. Una opción dentro de la Comunidad Valenciana muy bonita para este punto es Casa Santonja en Beniarbeig, con vistas a la montaña y unos jardines de infarto. Alejada de los núcleos urbanos, con mucho espacio, la fachada llena de hojas, zona de discoteca, jardines gigantes, y todo rodeado de verde y vistas al Montgó.
  • Playa: que ni os gusta el campo ni la montaña oye, que vosotros queréis MAR, como dice la canción del grupo ‘Manel’. Que los días de verano no hay quien os saque de la playa, que sois de tumbaros al sol, de pasear por la orilla y de saltar las olas. Pues que la playa sea, no hay más. Tanto la ceremonia como el convite se pueden celebrar ahí aunque igual para no cansaros tanto de la arena y el ambiente, podéis dividirlo. Por ejemplo hacer la ceremonia a pie de playa con la tranquilidad que transmite el sonido del mar y sus maravillosas vistas y después celebrar el convite y la fiesta en algún chiringuito o local cerca del paseo que esté reservado completamente para vosotros, con una decoración del copón y todo ready para celebrar hasta el amanecer. Incluso si no sois muchos podéis alquilar una lancha y dar una vuelta, nadar… En la Costa Blanca hay peñones e islas increíbles a los que podéis ir a pasar el día y disfrutar al máximo de una experiencia bien playera. Por ejemplo en Benissa está Casa Marina Suites desde donde se puede ver el mediterráneo en todo su esplendor. Acabar la fiesta, y empezar el matrimonio, con un chapuzón en pleno julio-agosto debe ser brutal.

Espacios de boda urbana

Ahora es cuando nos decís: Vale chicos, lo de la naturaleza está muy bien para los bichos y las plantas, pero nosotros somos muy urbanos y queremos más movimiento. No hay problema, os vamos a proponer algunos lugares más de ciudad para que tengáis otras opciones:

  • Azoteas o áticos: opción para los menos vertiginosos y quieran estar en medio de todo el sarao y ambiente de una ciudad. Hay hoteles, edificios privados y áticos que tienen unas vistas increíbles y alucinantes de las mejores zonas de la ciudad, si os mola la idea valorad la idea de contratar una wedding planner que conocerá las mejores azoteas para hacer una fiesta de infarto y decorarlo como corresponde. Lo bueno de esto es que podréis combinar los espacios haciendo por ejemplo el convite al aire libre y después una macrofiesta en el interior con la mejor música y crearos el mejor festival metropolitano.
  • Chalets y fincas privadas: esta es la opción intermedia entre naturaleza y ciudad. Hay fincas con jardines y rincones maravillosos en los que podéis celebrar vuestra boda sin tener que iros muy lejos de la zona urbana. Lo bueno de esto es que en algunas fincas o chalets os podéis quedar a dormir no solo vosotros si no vuestros amigos más íntimos, por si habéis continuado la fiesta hasta muy tarde y no queréis volveros a casa. Incluso podéis hacer al día siguiente una comida con las personas más especiales y así alargar un poquillo más vuestro día. Que la boda no tiene que ser un único día.
Masías para bodas
Boda en Masía Ninyerola

Consejos para bodas en interior

Si no queréis celebrar vuestro día al aire libre o queréis combinar ambas opciones, os recomendamos que el lugar que uséis a cubierto tenga muy buena luz, sobre todo si os casáis de día. Hay espacios cerrados alucinantes en la que las paredes son cristaleras o grandes ventanales que permiten que pase mucha luz y, dependiendo de la zona, creará sombras muy suaves y bonitas haciendo un ambiente muy acogedor.

También podéis hacer uso de carpas de boda, que con la ayuda de una buena decoración pueden convertirse en espacios fascinantes. Los hay de muchos estilos y tamaños y seguro que podéis encontrar alguno que se ajuste a vuestras necesidades.

En caso de que el espacio cerrado que habéis elegido es oscuro pero os enamora, os recomendamos que optéis por decorarla con mogollón de lucecitas, guirnaldas, neones, leds… Ya que de habitual la iluminación que tienen por defecto estos espacios es algo «plana», lo que no acompaña a generar ambiente de fiesta y le quitan personalidad al lugar.

Propuesta para los más atrevidos y arriesgados [apartado top!]

Puede que esto sea difícil, pero queremos que cerréis los ojos y respiréis hondo. ¿Ya? Vale, ahora olvidad el concepto que tenéis de las bodas. Sí, todo. ¿La boda que fuisteis el verano pasado? Fuera. ¿La de vuestros mejores amigos? Out. ¿La de vuestra serie y película favorita? Fora. Nada tiene que ver con lo que os queremos contar, o quizá sí, quién sabe.
Queremos que cuando os hablemos de espacios donde celebrar una boda no penséis ni en salones, ni en jardines, ni en hoteles. Tampoco en masías para bodas, huertas, ni en espacios que están dedicados exclusivamente en celebrar bodas. No es que tengan nada de malo, de hecho algunas de las bodas que más hemos disfrutado han sido en unas masías, huertos o casas de infarto. Simplemente os vamos a dar un par de ideas que quizás no habíais considerado.

Porque sí, una boda se puede celebrar donde queráis, bueno, igual donde queráis no, pero una wedding planner seguro que puede recrear, decorar o darle forma a cualquier locura que tengáis en mente.

¿Os conocisteis en un festival? ¡Pues que vuestra boda sea el próximo festival al que asistir! Con entradas, pulseras y bandas en vivo.

¿De pequeños jugabais a indios y vaqueros y os mola toda esa estética?
Que vuestra celebración esté rodeada de tipis, mucho plumaje y colores tierra.

¿Por qué celebrar tu boda en una carpa normal y corriente pudiéndolo hacer en una de un circo? Lleno de espectáculos, acrobacias y shows de magia.

¿No os perdéis ni un solo año la feria de atracciones con sus puestecitos de juegos y comida? ¡Pues ponedlas en vuestra boda! Imaginaros a vuestros amigos jugando a pescar el pato, explotar globos, hacer canasta… De premios pueden recibir tickets para la barra libre.

¿Puestecitos de jamón serrano y pulpo? Poned uno de algodón de azúcar, de palomitas, crepes caseros, mazorcas… ¡Todo esto es posible!

Cualquier cosa que os imaginéis y queráis en vuestra boda podéis hacerla. No hay ninguna norma que estipule dónde se debe celebrar o qué cosas deberían haber en ella. Cread vuestro concepto y llevadlo a cabo. El festival lo montáis vosotros y, por favor, no os pongáis ningún límite, lo que mola es dejarse llevar por las locuras que tenéis en mente, aunque sea solo una vez en la vida (en lo posible que sea siempre, no hay nada mejor que la espontaneidad).

Museos, lugares abandonados, granjas, naves industriales… Hasta en un simple descampado -bien decorado- podéis montar la jarana máxima. Si os molan los lugares recónditos o un chalet que habéis visto y tenga las mejores vistas de la ciudad reservadlo un fin de semana y festejad ahí vuestro enlace. Haced una barbacoa con vuestros amigos y celebrad la mayor fiesta de vuestras vidas.
No penséis solo en lo que os muestran, id más allá, es el mejor consejo que os podemos dar y el mejor paso que podéis dar vosotros.

Y con esto acabamos este apartado. ¿Qué os ha parecido? ¿Qué tal veis las propuestas para las parejas más atrevidas? ¿Las haríais? ¡Comentadnos cosillas!

Pero antes… ¡seguidnos en Instagram para más consejos y fotos bonitas!